La herencia de los bienes y propiedades siempre ha sido un tema delicado, no solamente por las consecuencias familiares, sino por las complicaciones legales que pueden ocurrir en caso de no hacer bien un testamento.

El mejor instrumento legal para transmitir los derechos de una herencia o bienes es el testamento. En este se expresa la voluntad del legítimo propietario o testador, para que una o varias personas adquieran los derechos de la propiedad o bienes después de su fallecimiento. Las personas mencionadas serán los legítimos herederos. En realidad es el acto en el que una persona dispone de sus bienes para ser distribuidos después de su muerte.  

El testamento a título universal

Este tipo de testamento transmite a los herederos la totalidad de bienes, derechos y obligaciones en los porcentajes que se designen.

Testamento a título particular

El testamento a título particular o también llamado legado, consiste en heredar un objeto o derecho en particular a una o varias personas. El legado se debe hacer conforme a las instrucciones dejadas por el testado, con datos precisos de los bienes.