El Poder notarial es en realidad una figura jurídica en la que una persona designa a otra como representante legal. Con este poder jurídico, el nuevo representante está facultado para obrar en actos jurídicos de manera autónoma y bajo determinados marcos de actuación.  El Poder notarial lo puede otorgar cualquier persona mayor de edad y en plena posesión de sus facultades mentales.

La capacidad es una aptitud personal en la que jurídicamente una persona puede ejercer derechos y debe cumplir obligaciones. En México, esta aptitud inicia al cumplirse los 18 años de edad, con lo que se dispone libremente como persona y de los bienes. Así, se pueden otorgar los poderes notariales en favor de otras personas.

Un Poder notarial es un documento que su otorgamiento lo debe hacer un notario público a petición de una persona mediante la redacción de un testimonio con las acciones que el mandante requiere que se realicen. Previamente se debe realizar un estudio, para valorar si ambas partes cuentan con la capacidad legal de hacerlo, y si los actos que se adjudican son válidos, legales y posibles.

Pueden ser de dos tipos: Poderes especiales y Poderes generales.

 

Si quieres saber más de este tema, envíanos un correo electrónico: tgutierrez@notaria29edomex.com.mx